Terapia Gestalt y IFS (Internal Family Systems)


Ambos enfoques dan prioridad a crear  nuevas experiencias relacionales sanas y nutricias que puedan reparar las heridas y traumas que van generándose en el curso de la vida.  

Terapia Individual

El proceso terapéutico puede variar en su duración y frecuencia. Los motivos de consulta son múltiples:

  • Estados depresivos con o sin ideación suicida
  • Depresión postparto
  • Estados ansiosos de forma general o en situaciones concretas
  • Conductas adictivas en relación a sustancias o procesos (alimentación, juego, compras, internet, pornografía)
  • Conflictos relacionales (familiares, de pareja, en el ámbito laboral…)
  • Dificultades en la adolescencia
  • Apoyo en procesos de duelo y pérdidas
  • Apoyo en enfermedades y dolor crónico
  • Cualquier malestar o crisis personal
  • El deseo de un mayor autoconocimiento y crecimiento personal

 
Las sesiones de terapia individual son de 55 minutos.

Precio de la sesión: 45 euros (preguntar por casos particulares como estudiantes o en paro)

Terapia de pareja

No quiero escuchar únicamente lo que dices. Quiero sentir lo que quieres decir.

Hugh Prather

Poder experimentar vitalidad, encuentro, intimidad y conexión en las relaciones de pareja en lugar de crítica, demanda, agotamiento, distancia…

Renunciar a las luchas de poder, a intentar convencer, a luchar por no ceder… y atreverse a abrir espacios de encuentro donde cada un@ pueda mostrarse…

Atreverse a contactar con vulnerabilidad y encontrar allí la fuerza de lo auténtico…

Reconocer nuestras diferencias y encontrar en ese espacio que se abre entre nosotros intimidad y deseo…

Ése es el mundo que imagino…


Protocolo inicial: Primera doble sesión con la pareja dos horas/90 euros
Sesiones siguientes: 90 minutos/70 euros

Según se vaya desarrollando el proceso, es posible que proponga alguna sesión individual con uno o ambos miembros de la pareja.

Las parejas acuden a terapia bien para intentar sanar un vínculo deteriorado o bien para  separarse de la mejor forma posible, si ésa es su decisión.   

En muchos casos, el terapeuta tendrá frente a sí a dos personas inmersas en una  profunda crisis vital, a dos personas dolidas, tristes, enfadadas, asustadas, desanimadas  o desesperadas. El primer cometido del terapeuta de pareja será por tanto ofrecer una  mirada empática y compasiva a ambos miembros de la pareja.    La danza invisible que al inicio de la relación pudo ser fluida y compenetrada se ha  convertido ahora en un baile entrecortado de ataques y retiradas, críticas y silencios.  Durante la primera fase de la terapia, se identificarán y harán explícitos estos ciclos  negativos de interacción que mantienen a ambos miembros atrapados y les llevan al  conflicto y al distanciamiento.    

Se explorarán los patrones mentales y emocionales que mantienen a cada miembro de la  pareja en sus posiciones defensivas. Se buscará la forma de expresar vivencias y  necesidades diferentes sin perder la conexión. Se explorará cómo profundizar la  conexión íntima y mantener viva la curiosidad y el interés por el otro. 

  • Instaurar un clima de confianza y seguridad de forma que cada uno de los miembros  pueda arriesgarse a explorar su experiencia emocional en el seno de la pareja 
  • Contribuir a que cada miembro pueda entender y aceptar el marco de referencia de su  compañero/a 
  • Ofrecer un espacio seguro donde cada uno pueda expresar su necesidad y escuchar la  necesidad del otro.     
  • Protocolo inicial​: Primera doble sesión con la pareja (una hora y 55 minutos) (90 euros)   
  • Según se vaya desarrollando el proceso, es posible que proponga alguna sesión  individual con uno o ambos miembros de la pareja.  

Cuestionario