Terapias adaptadas a tus necesidades


¿Qué es el TRE®?

Una serie de ejercicios muy sencillos y eficaces a través de los cuales accedemos a la sabiduría innata del cuerpo activando un mecanismo inherente y natural que todos poseemos, conocido como temblor neurogénico, un fascinante mecanismo que pertenece a nuestro sistema nervioso autónomo y que sirve para sanar y liberar la acumulación de tensión, estrés y trauma tanto el sufrido a diario y cotidiano – que sin lugar a dudas todos sufrimos en una medida u otra – hasta los patrones de tensión muscular arraigados en el cuerpo por experiencias del pasado, traumas de carácter tanto emocional como físicos – accidentes, operaciones o lesiones asociados al deporte y síndromes de estrés post-traumático.
Es una experiencia placentera y sin esfuerzo que de inmediato nos enraíza en el cuerpo procurando una inconfundible sensación de presencia y conciencia corporal, de relajación tanto mental como física y proporcionando claridad mental, como resultado acumulativo después de algunas sesiones notamos que su práctica nos devuelve nuestro potencial creativo y la capacidad de sostener situaciones de estrés y dificultad con mucha mas facilidad.

¿A quién va dirigido?

Es una serie de ejercicios sencillos que se pueden modificar y adaptar a circunstancias de restricción de movilidad o limitaciones físicas; por tanto, la práctica de TRE® va a beneficiar a cualquier persona que sufra tensión, estrés o trauma a cualquier nivel.
Cada persona responderá de forma individual al proceso dependiendo de su historia personal, corporal y mental y acorde al grado de acumulación de estrés y tensión.

Está pensado particularmente para personas que sufren de ansiedad, dolor físico y estrés post traumático.

TRE® es una técnica que se está implementado cada vez más en ámbito profesionales de alta presión y alto rendimiento, como personal de emergencias, soldados, bomberos, policías, veteranos de guerra y sus familiares y atletas profesionales.

Sin embargo, todos sufrimos estrés, ya sea por circunstancias y preocupaciones diarias de la vida cotidiana, como por situaciones difíciles repentinas o prolongadas, experiencias traumáticas – desastres naturales, violencia doméstica o social, accidentes de coche, lesiones deportivas, la pérdida de un ser querido, separaciones etc. Estas experiencias van a afectarnos a nivel cuerpo-mente y causar dificultades a nivel personal y social, físico, mental y emocional (dolor de espalda, problemas respiratorios, de la piel, problemas digestivos, miedos y dificultades a la hora de relacionarnos)